Mientras que durante la última semana del mes de marzo, más de un tercio de la población mundial se encontraba en cuarentena y líderes del mundo tomaban medidas extremas para hacerle frente a la crisis propagada a todos los sectores por el COVID-19, directivos y empresarios de incontables compañías en el planeta creaban planes de contingencia para enfrentar la incertidumbre sobre cómo evolucionaría la situación en las siguientes semanas y meses. 

¿QUÉ HACEN EN CHINA SUS LÍDERES Y SUS EMPRESARIOS PARA MANEJAR LA CRISIS?

Recordemos, como antecedente, que en China la economía privada es considerada un factor clave para crear empleo, promover la innovación, estabilizar el crecimiento y mejorar los medios de vida de las personas dentro de la economía de mercado socialista que maneja el país. Solo por citar algunos datos, vale recordar que, desde 2012, la inversión privada ha representado más del 60% de las inversiones de capital del país. Las empresas privadas pagan más del 50% de los impuestos, generan más del 60% del PIB, contribuyen a más del 70% de la innovación tecnológica y el desarrollo de nuevos productos, generan más del 80% de los empleos urbanos y crean más del 90% de los nuevos empleos.

Así, desde que la pandemia comenzó, la empresa privada y los líderes de sus más importantes compañías ofrecieron una solidaria e inmediata respuesta al gobierno del presidente Xi Jinping, tanto para responder a las necesidades de su país, como para unirse al movimiento internacional que busca controlar la expansión del COVID-19 y mitigar sus consecuencias.

xi-jingping-presidente-china




“Las crisis de salud pública entrañan un desafío común
para la humanidad, y la solidaridad y la cooperación son las armas más poderosas para enfrentarlas”. Xi Jinping.

 

LA ESTRATEGIA CHINA

Ha consistido en ofrecer seis respuestas para garantizar que la vida y la salud de las personas se pusiera en primer lugar, tal como lo solicitara el presidente Xi.

1. Decisión. Aunque el COVID-19 fue identificado durante la primera semana de diciembre de 2019 en el centro de China, cuando se estimó la magnitud de lo que podía pasar, Xi Jinping, secretario general del Comité Central del Partido Comunista de China, dispuso medidas en las que advirtió que la salud estaba por encima de la desaceleración económica. La rapidez con la que zonas muy grandes fueron aisladas para contener la propagación del virus, incluso a un costo económico enorme, dejó atónito al mundo. La primera ciudad en ser aislada fue Wuhan el 23 de enero y ya para el 29 del mismo mes, toda la provincia de Hubei, con más de 58 millones de habitantes, seguía el ejemplo.

2. Acción. Actualizar la infraestructura y hacer alianzas tecnológicas y de investigación para responder a problemas sanitarios. A través de streaming, desde cualquier parte del mundo, todos pudimos observar el minuto a minuto de cómo en diez días se construyeron dos hospitales con 2.300 camas, en la zona más afectada por la pandemia en China. El hospital Huoshenshan, por ejemplo, tenía 1.400 médicos militares dispuestos para atender 1.000 camas. Desde la construcción hasta la logística para movilizar el capital humano y la dotación para atender la emergencia merecieron que se catalogara esta acción como la más efectiva campaña propagandística del gobierno chino y de compañías como State Grid Corporation of China, que garantizó la energía eléctrica o de la compañía Far East Energy, que donó y montó todos los cables para los nuevos hospitales. Por citar un solo ejemplo de alianza tecnológica para creación y lanzamiento de nuevos productos y tecnologías citamos los sistemas de detección de fiebre con IA y tecnología de imagen térmica en las principales estaciones de ferrocarril y supermercados, una solución que conjugó la acción del gobierno y empresas como Megvii, Baidu, Alibaba y Huawei; hoy dichas tecnologías se han convertido en producto de exportación. En Latinoamérica, Argentina ha sido el primer país en adquirirla.

A esta cruzada, con ayuda tecnológica, también se sumó el fabricante de drones DJI, según cita Geo News. Este fabricante adaptó su serie de drones de trabajos agrícolas para rociar desinfectante en más de tres millones de áreas potencialmente afectadas, además de ayudar en numerosas regiones a adoptar su método de rociado. En el mismo sentido, Terra Drone Corporation, y su compañía Antworks, utilizaron drones de entrega para transportar muestras médicas y materiales de cuarentena en los lugares más afectados por el virus.

Lee también: "Los juegos infinitos: sostenibilidad y control financiero"

Por su parte, según citó un artículo del World Economic Forum el 20 de febrero pasado: “De forma gratuita, Alibaba Cloud ha ofrecido capacidades informáticas de inteligencia artificial a las instituciones públicas de investigación, para conseguir la secuenciación de genes de virus, además de investigación y desarrollo de nuevos medicamentos y análisis de proteínas. Baidu ha abierto LinearFold, su algoritmo de predicción de ARN, a agencias de pruebas genéticas, centros de prevención de epidemias e institutos de investigación de todo el mundo”.

provincia-de-hubei-china-la-estrategia-china
→ La provincia de Hubei, en el centro de China, con más de 58 millones de habitantes y cuya capital es Wuhan, está sintiendo con mayor intensidad las consecuencias del COVID-19 y los resultados de la estrategia china. Los estadistas del país tenían claro que el éxito para detener este coronavirus tenía como precio la desaceleración de la economía, y que decisiones difíciles, como restringir la movilidad tanto local como nacional, serían devastadoras a corto plazo.


3. Agilidad. Flexibilidad para crear oferta. Con el fin de continuar e incrementar la producción de materiales para la protección de las personas, como máscaras, desinfectantes, trajes y gafas para los trabajadores médicos y mucho más, varias compañías manufactureras de sectores tan disímiles como el de producción de automóviles, entre los que se cuentan la gigante BYD y Guangzhou Automobile Group, o la empresa Foxconn –fabricante de componentes electrónicos– crearon líneas de producción de máscaras, desinfectantes y otros suministros médicos necesarios, como una medida de ayuda para atender la demanda y crear oferta.

4. Recursos. Apoyo sin obstáculos. La rápida respuesta de las autoridades monetarias y fiscales para garantizar apoyo sin obstáculos a las empresas involucradas en la lucha contra el virus ha sido fundamental. Xiao Yuanqi, director de riesgos y portavoz de la Comisión Reguladora de Banca y Seguros de China, explicó que el ente regulador asumió medidas de política temporales, como alentar a los bancos a permitir que ciertas compañías retrasasen los pagos, por lo que se les aumentó adecuadamente el rango para los préstamos morosos y, al mismo tiempo, entre otras medidas, prohibió prácticas uniformes para todos e hizo un llamado a la banca con el fin de promover el intercambio de información en la oferta de apoyo crediticio. En el mismo sentido, Liang Tao, vicepresidente de la misma comisión, alentó recientemente al sector bancario a reducir o eliminar las tasas de interés de los préstamos durante un cierto periodo de tiempo para aquellas empresas gravemente afectadas por la epidemia, y les recordó a los bancos que las medidas extraordinarias les permitían establecer un periodo de gracia, durante el cual no se cobrarán intereses compuestos o multas por préstamos vencidos a sus clientes.

También, el 29 de marzo, de acuerdo con Xinhua –agencia de noticias del Estado en China–, el presidente Xi, en la evaluación que hizo del manejo de la crisis por parte del partido, indicó:
“Las políticas fiscales serán más proactivas, [continuaremos] estudiando e introduciendo recortes específicos en impuestos y tasas en etapas para ayudar a las pequeñas, medianas y microempresas a superar las dificultades. La política monetaria prudente debería centrarse más en la flexibilidad y la moderación, [trabajaremos para] hacer un buen uso de las políticas de apoyo financiero existentes e introducir nuevas medidas políticas de manera oportuna.”

banco-de-datos-de-rastreo-la-estrategia-china

→ Las crisis crean oportunidades. Según Qichacha, el banco de datos que rastrea los registros de las nuevas empresas en China, se evidenció que entre el 1 de enero y el 29 de febrero, 2.957 nuevas empresas participaron en la fabricación de máscaras y otros equipos de protección.

5. Encadenamiento. La educación y el trabajo deben continuar. Como respuesta al lockdown que nosotros llamamos aislamiento preventivo, millones de trabajadores en China dieron un paso obligado hacia el home office; por lo tanto, el uso de herramientas como WeLink, de Huawei; DingTalk, de Alibaba (recomendada por la Unesco para los estudiantes de 39 países); WeChatWork y Meeting, de Tencent, crecieron exponencialmente en el último trimestre. Para no ir muy lejos y darles la dimensión a los cambios que se han presentado, el 5 de febrero el mundo vio cómo, por primera vez, una aplicación de oficina, DingTalk, era la más descargada en la App Store de Apple; es más, el director de tecnología de esta empresa reconoció por esos días, en un informe de prensa, que sus equipos de ingenieros estaban trabajando 24 horas para darle estabilidad a su plataforma, pues las cifras mostraban que tenían 200 millones de personas trabajando desde su hogar y realizando videoconferencias. Sin embargo, a pesar de ese boom en la demanda, las firmas tecnológicas beneficiadas respondieron de tres formas:

  1. Usaron la creatividad de sus ingenieros para agregar nuevas funciones a sus productos, a medida que corrían los días, para aumentar la cuota de participación, y se enfocaron en responder con rapidez a las necesidades que planteaban sus usuarios.

  2. Usaron ese momento crítico para abrirse un espacio en el mercado. Es el caso de una menos conocida empresa a escala global como ByteDance y su plataforma Feishu, que fue ofrecida a todas las pymes, asociaciones de comunidades, ONG, hospitales e instituciones médicas de forma gratuita por tres años. Este ejemplo de “gratuito” también lo implementaron otras plataformas, pero por periodos más reducidos, seguramente con el fin de que los usuarios se habitúen a su uso.

  3. Impulsaron la expansión y uso de las TICS para que un rango más amplio de la población las adoptara en actividades diarias diferentes a la comunicación y el entretenimiento; así en sectores como la educación, a partir de la segunda quincena del mes de febrero, según lo informaron medios locales, escuelas primarias, secundarias y universidades comenzaron a impartir sus cursos en línea. A esta iniciativa se vincularon empresas como Liulishuo, Onion Academy y Zuoyebang que ofrecían clases gratuitas online para estudiantes escolares en todo el país. Mientras, otras empresas con mayor capacidad tecnológica y de respuesta, como Tencent Education lanzaron aulas en línea, para permitir a profesores impartir cursos desde sus hogares. DingTalk, por ejemplo, compartió sus cifras en este sector y aseguró que 140.000 escuelas en China utilizan su plataforma para impartir 2,9 millones de clases, lo que les ha permitido cubrir la necesidad de educación de 120 millones de estudiantes en más de 30 provincias de China.

    6. Colaborar y compartir. Uso creativo de la tecnología y la solidaridad. La sexta respuesta china frente a la pandemia fueron ideas, estrategias y actos solidarios por parte de líderes y directivos de compañías para estabilizar y fortalecer el control de la enfermedad, la dinámica social, la economía y sus relaciones con múltiples países –casi que con el planeta entero–. Para ejemplificar la sexta parte de la estrategia china les presentamos a seis líderes que, en tiempo de crisis, ayudan a sus empleados, a su país e, incluso, a otros países.

¿Quieres continuar leyendo el artículo: La estrategia china?

Descarga aquí la edición N° 55 de la revista INALDE: "Repensar los negocios. Sostenibilidad/Regeneración" y disfrútalo.