esteban-lizarazo-ceo-grupo-amarey-articulo-innocavion-en-salud-revista-55-inalde-business-school
Por Esteban Lizarazo

CEO Grupo Amarey y Executive MBA de INALDE Business School.


celebrando-el-milagro-de-la-vida-articulo-esteban-lizarazo-innovacion-en-salud-revista-55-inalde-business-school-1

 

Escribo este artículo contemplando a mi hijo, Gabriel, en la unidad de cuidado intensivos neonatal de un muy querido y reconocido hospital en Bogotá, Colombia. Gabriel ha nacido prematuro y debe madurar para poder ir a casa sano. Veo cómo se miden, por medio de sensores en su cuerpo, su frecuencia cardíaca, presión sistólica y diastólica, saturación pulmonar y, mediante un oxilocardiorespirograma, descartar apnea de sueño. Me acuerdo cómo hace una semana estaba apoyado por un ventilador de alta frecuencia especial para neonatos, a la vez que viene a mi memoria ese primer llanto, cuando pocos segundos después se aplicaría un surfactante pulmonar para que sus alveolos abrieran y lograra respirar. La ciencia médica ha logrado importantes avances y con el apoyo de otras disciplinas y la tecnología ha preservado el milagro de la vida de mi hijo.

Todo lo anterior me ha inspirado para entregar en este artículo una visión sobre el futuro de la salud desde una perspectiva teórica y empírica, basado en estudios que realicé en la Universidad Hebrea de Jerusalén, en la Universidad de Cranfield, Reino Unido y mi función como CEO del grupo Amarey, en el que gracias a socios de negocios de Estados Unidos, Alemania, Japón, Italia y España, y a conversaciones y reflexiones con varios médicos de hospitales en Colombia, se complementa y construye este trabajo. En este artículo desarrollo un marco de referencia de 8 tendencias que influenciarán el futuro de la salud; algunas ya están ocurriendo en Colombia. Invito al lector que encuentre en la innovación de la salud un gran océano azul y en donde visiones de otros sectores pueden generar grandes ideas e innovaciones.

 

Marco de referencia propuesto para el desarrollo de la innovación en salud.

 

1. LOT (INTERNET OF THINGS)

Mirando de nuevo a Gabriel, mi hijo, reflexiono sobre la cantidad de data que se genera en cada segundo de su vida. Toda esa data la podemos convertir en información para el bienestar de las personas. Imagine un futuro en el que en cada hogar tengamos pequeñas estaciones de bienestar, donde a través de dispositivos médicos se nos midan varios parámetros importantes de nuestra salud, como: ¿qué tan bien está saturando o cómo amaneció su glicemia en ayunas? Y si esa información además es portátil y transmitida en la nube a una central de monitoreo podríamos prevenir eventos y mejorar el estado de nuestra salud (Onasanya and Elshakankiri, 2019). Más aun, imagine que cada vez que visitemos a un médico nuestra información estuviera con nosotros para ser analizada por el profesional de la salud y así ayudarle a tomar mejores decisiones. La data en salud va a ser interoperable, algo que el Ministerio de Salud en Colombia ya reglamentó y está esperando la implementación (Ministerio de Salud y Protección Social, 2019).

adn-humano-articulo-esteban-lizarazo-innovacion-en-salud-revista-55-inalde-business-school2. GENÉTICA

A propósito de data, pensaba en los 20.000 genes y 3 billones de letras (AGCT) de mi otra hija María Camila, quien está próxima a recibir el análisis de su primer WGS (Whole Genome Sequence) por parte de la compañía Centogene en Alemania, es decir su mapa genético, algo que permitirá entender probabilidades para ciertas enfermedades.

Mutaciones en ciertos genes están altamente correlacionados con el desarrollo de enfermedades como el cáncer, la diabetes, enfermedades cardiovasculares, metabólicas y muchas otras. Estas altas probabilidades, mediante procesos preventivos, con una nutrición adecuada y un ambiente propicio, pueden disminuir su riesgo de aparición. Un ejemplo es el cáncer de mama, mutaciones en el gen BRAC1, BRAC2 y otras variantes generan una alta probabilidad de padecer la enfermedad (Fachal et al., 2020). De ser conscientes de probabilidades a ciertas enfermedades, es muy posible que trabajemos en disminuir esos factores de riesgo con el autocuidado.

Es importante mencionar que me genera preocupación algunas manipulaciones genéticas que el mundo ya está presenciando, como los gemelos en China que lograron nacer de padres portadores de VIH sin este virus (Krimsky, 2019). El debate es amplio y, por supuesto, se deben generar mecanismos de control y regulación o de lo contrario podríamos terminar como la famosa novela de Aldous Huxley, ‘Un Mundo Feliz’. No obstante, a futuro es muy probable que todos tengamos en los archivos personales nuestros propios mapas genéticos y que los usemos para mejorar nuestro bienestar.

3. BLOCKCHAIN

La tecnología de Blockchain tiene un enorme potencial en la salud, debido a la cantidad de data, pero sobre todo a la necesidad de almacenamiento seguro y confiable esta tecnología puede brindar un entorno seguro y ser la autopista para grandes desarrollos y plataformas de salud. El Blockchain puede ayudar, además, a la digitalización de la información en salud, lograr la visibilidad y trazabilidad del estado de recuperación de un paciente y, por otro lado, de la capacidad de la red de prestadores en salud (Chang and Chen, 2020). Blockchain podría ayudar en el futuro a diseñar estrategias de cercos epidemiológicos que mejoren en velocidad.

La regulación y la privacidad de la información es uno de los más importantes tópicos a trabajar y, al mismo tiempo, un poderoso driver de innovación (Genestier et al., 2017). Una pregunta que nos podemos hacer y nos orientaría sobre el futuro del Blockchain es ¿qué impacto tiene en nuestro sistema tanto en bienestar como en dinero, la cantidad de autorizaciones, auditorias y reprocesos por no tener un sistema de salud que brinde transparencia en información y genere confianza? Esta tendencia nos dará seguramente parte de la respuesta.

4. IMPRESIÓN 3D

Otra gran tendencia es la impresión 3D o impresión aditiva por capas. Esta tecnología, que ya está presente en la manufactura de ciertos dispositivos médicos (Berton, 2015) y en la simulación médica, promete mucho en los sistemas de salud. La investigación y el desarrollo de nuevos materiales permitirán que, a través de calor, pulsos electromagnéticos o reacciones químicas, un dispositivo pueda cambiar sus dimensiones físicas en el tiempo (Pei, 2014), revolucionando la práctica médica y quirúrgica en el caso de cirugías complejas. Por otro lado, a través de impresión aditiva por capas o 3D se podrá realizar un modelo en tamaño real del órgano para poder ser intervenido. Incluso, los hospitales podrían tener esta tecnología para producir un dispositivo a la medida del paciente mejorando su disponibilidad al simplificar el complejo campo de la gestión de inventarios hospitalarios.

5. REALIDAD VIRTUAL Y AUMENTADA

La realidad virtual y aumentada ya se pueden aplicar en el campo de la simulación médica, la educación médica y el planeamiento quirúrgico. La simulación médica está centrada en fortalecer las habilidades del profesional de la salud por medio de la ejecución de distintos escenarios clínicos, buscando una práctica más segura de acuerdo con el Instituto de Simulación Médica en Colombia - INSIMED. Por otro lado, a través de reconstrucción con imágenes diagnósticas es posible simular un escenario previo a una cirugía completa y lograr entrenamiento en casos clínicos no comunes. La educación que puede brindar la realidad virtual a los nuevos estudiantes de pregrado y especialización de distintas ciencias de la salud mejorará el entendimiento del cuerpo humano. Adicional, la educación hacia los pacientes con esta poderosa tecnología ayudará a mejorar la prevención y adherencia a tratamientos médicos.

6. ROBÓTICA

robot-da-vinci-articulo-esteban-lizarazo-innovacion-en-salud-revista-55-inalde-business-schoolEl uso de robots en cirugía ha incrementado en número de casos en el mundo y Colombia no es ajeno a esto. Estos sofisticados aparatos actúan como una extensión de las manos del cirujano. Existe, además, un soporte científico de más de 10.000 publicaciones indexadas y más de dos millones de procedimientos a nivel mundial y en varias especialidades quirúrgicas. Ahora bien, la robótica en salud también incluye el mundo de los micro robots de tamaño manométrico. Tome 1 mm y divídalo en 1 millón de partes y encontrará la escala en donde estos robots actúan. Además, a través de nano cápsulas se está logrando enviar medicamentos a ciertas células a través de bio-marcadores (Ali et al., 2020). Asimismo, muchas bacterias podrían ser usadas como medio de transporte de este interesante y complejo micro mundo.

La nano robótica permitirá que el monitoreo del cuerpo humano sea activo y permanente. Imagínese cómo en el momento de aparición de cierta patología estos dispositivos pueden dar aviso de la aparición desde el instante cero. Imagine los cambios de los modelos de salud, pasando de un modelo de atención de enfermedades a un modelo de salud y bienestar.

7. DRONES

Acerca de la logística en salud, los drones prometen mejorar la disponibilidad de productos críticos y en algunos procedimientos, como el rescate de órganos y primeros auxilios, aumentar los tiempos de respuesta (Uribe, 2019). Por otro lado, en las zonas rurales los drones podrán apoyar a la entrega de pruebas diagnósticas y entrega de medicamentos. No obstante, el campo para la regulación de vuelos de drones está por desarrollarse y las ventajas a nivel de la salud son enormes. Los drones apoyarán la construcción de modelos hospitalarios extramurales y permitirán mejorar la capacidad de respuesta. En salud, por ejemplo, la disminución de tiempos de entrega es un componente esencial en la cadena que salva vidas.

8. INTELIGENCIA ARTIFICIAL

La inteligencia artificial en salud permite mejorar el diagnóstico médico y los procesos de toma de decisiones basados en el big data (Siekmann and Wahlster, 2009). Esta tendencia ayuda a mejorar el resultado clínico como en el caso de la lectura de imágenes diagnósticas en oncología (Londhe and Bhasin, 2019). Todavía es poco probable que la inteligencia artificial reemplace al cuerpo asistencial y además nuestro sistema de salud se apoyará como pilar fundamental en la humanización de la prestación (algo que ya está asentado) y en donde en el centro siempre está el paciente con necesidad de interacción humana. La inteligencia artificial permitirá junto con las anteriores tendencias el desarrollo del cuidado en casa. La data requerida para buscar activamente la prevención y diagnóstico y la aplicación de telemedicina a través del internet de las cosas permitirá lograr el objetivo de cualquier sistema de salud, brindar salud más que tratar enfermedades.

Las anteriores tendencias se sitúan en los marcos de referencia de la cuarta revolución industrial. El potencial para nuestro país es alto. Colombia se ha posicionado como un centro de referencia para la salud en la región. Somos el país que más hospitales tiene en el ranking de calidad asistencial (Valencia and Park, 2018). Contamos con escuelas de ingeniería importantes donde hemos logrado como país el desarrollo de aparatos sofisticados como ventiladores mecánicos para afrontar esta pandemia de la Covid-19.

Es hora de unir esfuerzos y generar sinergias. Podemos atraer inversión extranjera y debemos focalizarnos en crear ecosistemas en donde universidades, industrias, hospitales, aceleradores y fondos de inversión existan para liderar nuevas iniciativas. Esto sin duda permitirá seguir celebrando el gran milagro de la vida como le pasó a este emocionado padre de familia.

talento-humano-ventilador-heron-articulo-esteban-lizarazo-innovacion-en-salud-revista-55-inalde-business-school

Parte del talento humano que innovó con el ventilador Heron - Unisabana – Insimed.
Fuente: Archivo Insimed.

 

Referencias

  • Ali, E.S., Sharker, S.M., Islam, M.T., Khan, I.N., Shaw, S., Rahman, M.A., Uddin, S.J., Shill, M.C., Rehman, S., Das, N., Ahmad, S., Shilpi, J.A., Tripathi, S., Mishra, S.K. and Mubarak, M.S. (2020) ‘Targeting cancer cells with nanotherapeutics and nanodiagnostics: Current status and future perspectives’, Seminars in Cancer Biology, (August 2019) Elsevier, pp. 1–17.

  • Berton, D. (2015) 3D Printing in the Orthopedic Device Industry. The Pennsylvania State University.

  • Chang, S.E. and Chen, Y. (2020) ‘When blockchain meets supply chain: A systematic literature review on current development and potential applications’, IEEE Access, 8 IEEE, pp. 62478–62494.

  • Fachal, L et al. ‘Fine-mapping of 150 breast cancer risk regions identifies 191 likely target genes’, Nature Genetics, 52(1), pp. 56–73.

  • Genestier, P., Letondeur, L., Zouarhi, S., Prola, A. and Temerson, J.-M. (2017) ‘ Blockchains et Smart Contracts  : des perspectives pour l’Internet des objets (IoT) et pour l’e-santé ’, Annales des Mines - Réalités industrielles, Août 2017(3), p. 70.

  • Krimsky, S. (2019) ‘Ten ways in which He Jiankui violated ethics’, Nature Biotechnology, 37(1) Nature Publishing Group, pp. 19–20.

  • Londhe, V.Y. and Bhasin, B. (2019) ‘Artificial intelligence and its potential in oncology’, Drug Discovery Today, 24(1) Elsevier Ltd, pp. 228–232.

  • Ministerio de Salud y Protección Social, C. (2019) Interoperabilidad de Datos de la Historia Clínica en Colombia, minsalud.gov.co.

  • Onasanya, A. and Elshakankiri, M. (2019) ‘Smart integrated IoT healthcare system for cancer care’, Wireless Networks, 1 Springer US.

  • Pei, E. (2014) ‘4D printing: Dawn of an emerging technology cycle’, Assembly Automation, 34(4), pp. 310–314.
  • Siekmann, J. and Wahlster, W. (2009) ‘Artificial Intelligence in Global Health’, , p. 253.

  • Uribe, S. (2019) EL TRANSPORTE COMO DETERMINANTE DE LA DISPONIBILIDAD DE ÓRGANOS PARA TRASPLANTES EN COLOMBIA. Colegio de Estudios Superiores de Administración.

  • Valencia, F. and Park, S. (2018) Ranking hospitales y clínicas 2018, América Economía.